Estoy tocado
por un amor tan grande
que me obliga a abrir todas las ventanas.
Se ha quedado pequeño nuestro cuarto,
hemos sido llevados a la cumbre
de todas las ciudades y los pueblos.
En tu cuerpo y el mío
rompen todos los vientos y nos hacen más fuertes.
No cuesta resistir si estamos juntos,
porque hoy estoy, estamos,
tocados por un viento más potente,
por un amor muy grande,
que viene de más lejos
que los vientos más fuertes de este mundo,
y que quiere llevarnos al origen
de su secreto soplo,
que desde allí nos une y nos mantiene.

Las ventanas abiertas,
los vientos que rebotan en tu cuerpo y el mío,
las voces de la calle,
las lluvias del invierno y el sol de los veranos
venideros
llevarán nuestro amor hacia otras tierras,
hacia otras muchas tierras,
si seguimos unidos
en este hermoso cuarto tan pequeño.

(De El paisaje total, 2014)