Tú eres quien me define:
por eso corro el riesgo
de quedarme algún día indefinido.

Uno nunca es quien es: aquel que nace
y que, pues nada tiene, todo habrá de buscarlo,
será aquello que busca. Si lo encuentra,
como yo te he encontrado y te he elegido,
llegará a ser un hombre. Si lo pierde,
que todo puede ser, pues nada es suyo;
si lo pierde, se habrá perdido él,
no será nadie.

(De Este amor y este fuego, 2011)