Increíble verano de mi vida.
¡Cómo siento tus crestas inflamadas
en la playa del tiempo!
El verano es la luz que permanece
en todas las edades. Y la playa,
la playa de mi infancia y de mi vida,
es una con mi cuerpo y con la luz.

Verano donde el sol
alza el mar, alza el mundo,
alza nuestros dos cuerpos bronceados
a su fuente infinita.
Verano que transcurre
en la playa del tiempo, donde soy
–donde quiero ser siempre–
enteramente tuyo.

(Del libro El corazón y el mar, 2020)