Aún quedan rosas vivas en mi huerto:
ven para verlas juntos.
Ya sé que no te sobra ni un instante
en tu apretada agenda;
pero ven, que es la vida,
que ahora quiere enseñarnos su hermosura
y entonarnos su frágil melodía,
para que nunca olvides
que aquí tienes tu casa.

(De Nueva estación, 2007)