Poema del mes

Espacio de armonía
es tu cuerpo y el mío, 
tendidos bajo el sol en nuestra playa.

Música que escuchamos
desde el mar, desde el cielo,
desde esta isla siempre deseosa
de una semilla nueva.

Entre tú y yo no hay nada
que pueda separarnos.
Entre tú y yo está vivo el Universo:
escucha cómo canta.

En tu rostro yo puedo
leer todos los libros.
Y por tu boca van resucitando
los poetas antiguos y modernos
con la voz personal de cada uno
y con tu voz más íntima
hablándome al oído.

En tus pechos resuena
la melodía oculta que da vida
a Oriente y a Occidente,
a la tierra y al cielo.

Por tus muslos morenos
el barro de este mundo
al fin tiene la forma y el latido
con el que Dios me llama a su presencia
cada hora del día.

Y en tus brazos abiertos
me entrego totalmente a tu destino,
que es destino de amor
bajo la luz más clara.

Con tu boca me besas, nos besamos.
Un coro innumerable de ángeles y hombres
suena en nuestro silencio.

(De Cuerpo humano, 2024)